¿Tiene una noticia? ¡Compártala con nosotros!

Las llamadas empresas „buzón” solo se crean para obtener beneficios de las diferencias entre los pagos en los Estados miembros. Esta es una gran amenaza para la competencia leal, pero también un paño bajo el cual se oculta la explotación de los empleados.

La Inspección del Trabajo en el Plan Estratégico para los años 2018-2020 define la compañía „buzón”  como aquella que “estableció la oficina en un país miembro con menores costes laborales en relación con el país en el que opera realmente, adquiriendo de esa manera una posibilidad de reducir los costos laborales de una manera incompatible con la ley”. La Inspección del Trabajo agrega que dicha empresa no opera en el país de su domicilio social y utiliza el principio de fraude sobre la posibilidad de contratar un empleado en el extranjero, para poder pagarle una remuneración más baja y pagar las contribuciones anticipadas.

El flagelo de las empresas de „buzón” en España

Fenadismer ha estado llamando al gobierno durante años contra las „buzón”. Según la organización, las actividades de las grandes empresas que tienen su sede central en países del Este de Europa „más baratos” tienen un impacto muy negativo en el sector del transporte español, y en particular en sus empresas más pequeñas.

Recientemente, la Inspección del Ministerio de Fomento llevó a cabo inspecciones intensificadas en empresas españolas. Los resultados de estas acciones fueron casi alarmantes: las empresas „buzón” creadas por empresas españolas en el extranjero, principalmente en Europa del Este, generaron del 75 al 90 por ciento de la facturación en España, realizando allí transporte interno. Esto significa que los operadores con una flota en territorio español que emplean conductores en condiciones „orientales” operan y ganan casi exclusivamente en España.

La operación de las empresas „buzón” está floreciendo en nuestro país debido a la ley. Las regulaciones locales de desplazamiento incluyen empleados que pasan más de 8 días en el territorio español. Por lo tanto, no se refieren al transporte, y si es así, en una medida insignificante. Los operadores exigen que el período de 8 días se liquide durante todo el mes (es decir, por ejemplo, después de 2 días cada semana).

Después de muchas apelaciones de los sindicatos del transporte nacional, el gobierno prometió trabajar para cambiar estas regulaciones, pero la situación de la industria aún se está deteriorando.

El nuevo Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, confirmó recientemente, que España se adherirá a la Alianza europea por la carretera para combatir el dumping social en el transporte.

Las empresas „buzón” en el oeste

Sin embargo, no solo los españoles recurren a prácticas desleales. Las oportunidades que ofrece la apertura de la sucursal en el este de Europa se utilizan con entusiasmo, entre otros, belgas, holandeses y alemanes.

El año pasado en Bélgica, la policía junto con la fiscalía cerró una mafia de transportes que operaba sobre la base de empresas „buzón”. Por medio de oficinas centrales ubicadas en Europa del Este, conocidas compañías belgas empleaban a conductores en los términos de un determinado estado, evitando así el pago de primas por seguros e impuestos. Estas empresas han eludido regularmente la ley desde 2014, evadiendo entre 6 y 7 millones de euros de beneficios de la seguridad social.

En Bélgica, los costos del empleador para los salarios de los conductores son los más altos de Europa, por lo que no es sorprendente que florece allí establecer empresas en el este, sobre todo porque hasta hace poco la inspección era una ficción – controlar las operaciones en Europa del Este era demasiado lento y demasiado complicado. Sin embargo, el año pasado, los servicios de inspección en Bélgica emplearon cientos de nuevos inspectores para aumentar la cantidad de inspecciones a 10.000 por año. Y eso significa que los propietarios de compañías de transporte en Bélgica, que utilizan empresas de “buzón” para hacer trampa en las primas, ya no pueden dormir bien.

La empresa holandesa Rotra adoptó un modelo de acción similar, para el cual los conductores rumanos empleados en una empresa rumana trabajaban por 288 euros al mes, aunque deberían recibir el salario mínimo vigente en los Países Bajos.

Los alemanes, a su vez, gracias a sus sucursales en el exterior, tienen la posibilidad de realizar cabotaje en su país. El Director Ejecutivo de BGL, el Prof. Dirk Engelhardt, en una entrevista a dvz.pl, preguntado si la aplicación de tal práctica „no es moral”, respondió:

“La cuestión del cabotaje es principalmente sobre qué país está en la matrícula, y, en segundo lugar, sobre el cumplimiento de las normas sobre cabotaje – respondió evasivamente.

¿Cómo luchar contra las empresas „buzón”?

La Unión Europea ve una solución para fortalecer las normas de acceso a la actividad económica del transporte, así como para aumentar la cooperación entre los Estados miembros en la aplicación de la ley.

Algunos estados miembros de la UE han tomado medidas por su cuenta para combatir este comportamiento deshonesto. Polonia pronto se unirá a ellos. Se trata de Bélgica, que el año pasado firmó un contrato con Eslovaquia y Portugal, para facilitar el intercambio de información sobre los trabajadores desplazados para estos países. Acuerdos anteriores similares fueron hechos por los belgas con Francia, Países Bajos, Luxemburgo y Bulgaria.

Philippe De Backer, secretario de Estado de Bélgica, destacó la especial importancia del acuerdo con Eslovaquia:

En Eslovaquia, cientos de empresas de transporte belgas han establecido empresas „buzón” que solo existen en papel „, dijo De Backer.

Gracias a los contratos firmados, estas compañías serán más fáciles de identificar. Permite estrechar la cooperación de los servicios de control, la policía y los tribunales de diferentes países y contrarrestar mejor las prácticas ilegales en el sector del transporte por carretera. Las inspecciones se refieren principalmente al monto de la remuneración y las contribuciones pagadas por el trabajador desplazado tanto en el país de empleo como en el país del desplazamiento. 

Fot.TransINFO

Comentarios

comments0 comentarios
thumbnail
Para configurar la notificación de comentarios - acceda a su perfil