¿Tiene una noticia? ¡Compártala con nosotros!

Mientras que los políticos de Bruselas crean nuevas reglas para combatir al llamado „dumping social” en el transporte del este de Europa, florecen las empresas de „buzones de correo” establecidas por transportistas de los países de la Unión Europea Occidental. ¿Qué debe cambiar realmente el paquete de movilidad?

La cuestión de las empresas de „buzones de correo” en el transporte europeo ya está siendo examinado por los gobiernos de algunos países y por científicos. Sin embargo, todavía se puede hablar de la falta de datos suficientes sobre este tema, principalmente debido a la falta de herramientas y procedimientos efectivos que permitan identificar este tipo de práctica.

En opinión de la Iniciativa de Movilidad Laboral, el Think Tank más grande de Europa que se ocupa de la movilidad laboral y el desplazamiento de trabajadores, „la detección de tales prácticas es difícil porque la legislación carece de una definición efectiva que permita a las instituciones de pensiones competentes distinguirlas objetiva y efectivamente de las empresas que realizan actividades normales”.

¿Por qué se abren empresas de buzones de correo?

Las denominadas empresas de „buzones de correo de correo” generalmente se abren solo para obtener un beneficio de las diferencias entre los salarios en los Estados miembros. La Inspección de Trabajo española, que ha estado observando la popularidad de esta solución entre los transportistas nacionales durante varios años, define la „empresa de buzón” como tal que “estableció una sede en un estado miembro con menores costos de empleo en relación con el país en el que realmente opera, ganando, por lo tanto, de manera ilegal, la oportunidad de reducir los costos laborales”.

La Inspección de Trabajo enfatiza que tal empresario no opera en el país de sede y, en base al fraude, utiliza la posibilidad de desplazar a un empleado al extranjero. Gracias a esto, puede pagarle una remuneración más baja y pagar primas de seguro social y de salud más bajas por él. Esta es una práctica que no solo representa una seria amenaza para la competencia leal, sino que también implica la explotación de empleados.

El problema de la industria del transporte español

Transporte español rumanizado – dichos titulares aparecieron en los medios de comunicación de la industria después de la publicación del Ministerio de Transporte sobre fletes internacionales en España.

Según este documento, las empresas con sede en Rumania, Bulgaria y Lituania ya realizan el 15 por ciento del transporte internacional español, y su participación en el mercado local es cada vez más dinámica. Sin embargo, ¿los españoles tienen razón en considerar los rumanos, búlgaros y lituanos como una competencia? Según la federación española de asociaciones de transporte más grande, Fenadismer, „un gran porcentaje de estas empresas llamadas de „empresas de buzones de correo” son fundadas por grandes empresarios españoles de la industria del transporte”. Ellas realizan principalmente el transporte nacional e internacional desde y hacia España, sin operar en los países en los que tienen oficinas registradas.

El tema de las empresas de „buzón” fue examinado más de cerca por el Ministerio de Inspección de Transportes, que intensificó los controles en los transportistas españoles ya en 2017. Resultó que los „buzones de correo” creados por las empresas de transporte españolas en Europa del Este generaban del 75 al 90 por ciento de la facturación en España.

Las actividades de este tipo de empresas en España están prosperando, ya que las regulaciones locales de desplazamiento afectan los empleados que pasan más de 8 días en España. En consecuencia, prácticamente no afectan el transporte, y si es así, en un grado insignificante. Las asociaciones de la industria española demandan, desde hace años, cambiar la interpretación de las normas y liquidar el plazo de 8 días durante todo el mes.

Costes laborales en Rumania, Bulgaria y Lituania

Las cifras anteriores explican por qué Bulgaria, Rumania y Lituania son ubicaciones populares de empresas de buzones de correo. Bulgaria es un país donde el costo de emplear conductores es el más bajo en toda la Unión Europea. Según el informe de la Comisión Nacional de Carreteras (Comité National Routier) que analizó los datos de 2016, anualmente, un empleador búlgaro tenía que gastar, en promedio, con un empleado, 15.186 euros . Los transportistas de Rumania (17.868 euros) y de Lituania (18.008 euros) incurrieron en costos ligeramente más altos. Esto es menos de la mitad de lo que una empresa en España (37.892 euros) gastó en el salario, la dieta y en las contribuciones de los conductores.

“Empresas de Buzones de correo” belgas en la mira

Las prácticas no autorizadas son cometidas no solo en España. También se aprovechan de las posibilidades que se abren con la apertura de una sucursal en el este de Europa, los belgas, holandeses y alemanes.

En Bélgica, los costos del empleador con los salarios de los conductores son los más altos de Europa. No es sorprendente que entre los transportistas belgas esté floreciendo la práctica de apertura de „empresas de buzones de correo” en el este de la Unión, especialmente porque el riesgo ha sido bajo hasta hace poco. Hasta ahora, la inspección era una ficción – la inspección de una empresa en Europa del Este requería demasiado tiempo y era un procedimiento demasiado complicado.

Sin embargo, en 2017, la inspección belga contrató a cientos de nuevos inspectores para aumentar el número de inspecciones a 10.000 por año. Además, el año pasado, Bélgica firmó un contrato con Eslovaquia y Portugal para facilitar el intercambio de información sobre los trabajadores desplazados. Los primeros acuerdos similares fueron realizados por los belgas con Francia, Países Bajos, Luxemburgo y Bulgaria. Pronto Polonia se unirá al grupo de estos países.

Gracias a los acuerdos anteriores, la identificación de „empresas de buzones de correo” será más fácil. Permitirán que la cooperación de los servicios de inspección, la policía y los tribunales de varios países se intensifique para contrarrestar mejor las prácticas ilegales en el sector del transporte por carretera. Las inspecciones deben ocurrir principalmente sobre el monto de la remuneración y las contribuciones pagadas por el trabajador desplazado tanto en el país de empleo como en el país de envío.

Philippe De Backer, secretario de estado para la lucha contra el fraude social, en el gobierno belga, destaca la importancia especial del acuerdo con Eslovaquia. Allí, los belgas suelen establecer las “empresas de buzones de correo”.

Informe de los científicos belgas

Una sorprendente información también fue proporcionada por el informe titulado „Análisis económico del sector del transporte por carretera en Bélgica frente a la UE. Empleadores y empleados ‚en modo de supervivencia’” publicado por el Instituto de Investigación para el Trabajo y la Sociedad de la Universidad Católica de Lovaina

El análisis de los sociólogos no solo arrojó una nueva luz sobre el transporte belga, sino que también refutó los estereotipos sobre la competencia „desleal” del este, al tiempo que identificó el problema más grave de la industria: las “empresas de buzones de correo”.

Los investigadores de la Universidad de Lovaina basados en datos de Eurostat y en la base de datos Orbis de 2016 (la mayor base de datos de empresas privadas del mundo) resumieron los últimos años, describieron las tendencias en el desarrollo del mercado del transporte y señalaron sus principales problemas. En pocas palabras, la industria local no está yendo bien. Por otro lado, registrar una empresa en países con menores costos de empleo es un elemento clave para la reducción del gasto, pero para algunos empresarios es una „estrategia de supervivencia”.

Según el análisis de los datos recopilados en Orbis, el informe encontró que un total de 885 empresas europeas de transporte por carretera tenían una o más filiales en otro Estado miembro de la UE en 2016.

Según el informe, la mayoría de los „buzones de correo” fueron creados por transportistas de Italia, Países Bajos, España, Gran Bretaña y Bélgica. Los investigadores han alcanzado informaciones según las cuales, en varios lugares de Gran Bretaña y Eslovaquia hay incluso docenas de empresas de transporte registradas, las llamadas “empresas de buzones de correo”. Entre ellas se encontraban también los transportistas belgas.

Por ejemplo, un total de 235 empresas de transporte están registradas en la ciudad británica de Rugby en Clifton Road 21-23, de las cuales 129 tienen un accionista extranjero. Por otro lado, 71 empresas están registradas en la calle Lucenecka Cesta 2266/6. Diez de ellos son transportistas, de los cuales 9 son de Bélgica.

Número de empresas de transporte

Número de empresas con sede en el extranjero

Participación de empresas con sede en el extranjero en su número total en la UE

Participación de empresas con sede en el extranjero en el número total de empresas en un país determinado

Austria

9.234

44

5 por ciento

0,48 por ciento

Bélgica

12.197

75

8,5 por ciento

0,61 por ciento

Bulgaria

19.999

9

1 por ciento

0,05 por ciento

República Checa

40.773

39

4,4 por ciento

0,10 por ciento

Francia

46.923

39

4,4 por ciento

0,08 por ciento

Francia

37.216

97

11 por ciento

0,26 por ciento

Países Bajos

13.546

101

11,4 por ciento

0,75 por ciento

Lituania

6.888

10

1,1 por ciento

0,15 por ciento

Luxemburgo

629

16

1,8 por ciento

2,54 por ciento

Alemania

13.330

41

4,6 por ciento

0,31 por ciento

Polonia

69.048

19

2,1 por ciento

0,03 por ciento

Portugal

9.858

31

3,5 por ciento

0,31 por ciento

Rumania

49.957

19

2,1 por ciento

0,04 por ciento

Eslovaquia

10.882

23

2,6 por ciento

0,21 por ciento

Hungría

20.732

19

2,1 por ciento

0,09 por ciento

Reino Unido

0,09 por ciento

57

6,4 por ciento

0,09 por ciento

Italia

55.162

109

12,3 por ciento

0,20 por ciento

UE 15

300.612

706

79,8 por ciento

0,23 por ciento

UE 13

241.435

179

20,2 por ciento

0,07 por ciento

Sentencias sobre las „empresas de buzones de correo’

En los tribunales belgas y holandeses, ya ha habido varios veredictos con respecto a las empresas de buzones de correo. En el tribunal laboral de la ciudad belga de Hasselt, los conductores búlgaros empleados por una sucursal en Rumania pidieron una indemnización de 200.000 euros. A pesar de que trabajaron en territorio belga, recibieron solo 211 euros de remuneración de su empleador durante varios años.

El tribunal laboral de Bélgica abrió una investigación en octubre sobre otras 11 empresas de transporte sospechosas de explotar la mano de obra barata a través de los llamados „Buzones de correo”. Esta vez eran buzones de correo establecidos en Eslovaquia y conductores eslovacos.

Similar al modelo de operación belga, también actuaran los operadores de los Países Bajos. Un ejemplo de esto es la empresa Rotra, que pagaba a los conductores rumanos contratados en un „buzón” en Rumania, 288 euros al mes. El mismo principio fue aplicado por la Vos Transport, que genera el 70 por ciento de la facturación en los Países Bajos, y la mitad del transporte se realiza allí por conductores de sucursales en Rumania y Lituania por alrededor de 200 euros al mes.

Comentario de la redacción: El problema real del transporte europeo no son los transportistas del este demonizados por los políticos del oeste. La competencia leal se ve perjudicada principalmente por los empresarios que crean empresas ficticias en el extranjero solo para reducir los costos operativos en su país. Es principalmente el funcionamiento de estas empresas lo que llamó la atención de Bruselas y de los representantes de la industria sobre el supuesto „dumping social en Europa del Este”. Tanto el sector del transporte occidental como el del este lo sufren, y pronto sus actividades serán aún más difíciles debido a las regulaciones dirigidas a los transportistas „desleales” del este.

El problema también es definir claramente el modelo en el que operan los empresarios que utilizan empresas de buzones de correo para la evasión social y fiscal. Combatir esto debe hacerse con precaución para que el rebote no afecte a los operadores que manejan las empresas de manera justa en varios países, estableciendo sus sucursales y empleando conductores locales que realmente trabajan en su propio país.

Fot. Trans.INFO

Comentarios

comments0 comentarios
thumbnail
Para configurar la notificación de comentarios - acceda a su perfil