¿Tiene una noticia? ¡Compártala con nosotros!

La acción conjunta de las organizaciones y oficinas del gobierno alemanas está dirigida a combatir la competencia desleal en el mercado del transporte. – En lugar de solo maldecir, actúen – apela a los empresarios Dirk Engelhardt, jefe de BGL. Pide que se denuncien irregularidades en otras empresas.

Task-Force es una iniciativa del grupo „expedición-transporte-logística” (STL) creado por las asociaciones de transporte alemanas BGL, AMÖ y DSLV junto con la Oficina de Aduanas y la Oficina Federal de Transporte de Carga (BAG). Fue creado hace menos de un año. El objetivo de las actividades conjuntas de las organizaciones y de los funcionarios de la industria es la lucha contra el empleo de trabajadores „no oficiales”, la actividad económica irregular, el cabotaje ilegal y la violación de la MiLoG (Ley alemana de salario mínimo). Se espera que la Task-Force acelere la inspección de casos sospechosos e inicie investigaciones.

El apelo de la asociación BGL

La asociación de logística y transporte BGL insiste que los representantes de la industria del transporte denuncien cualquier irregularidad. La organización llama primero y principalmente a sus miembros a reportar sospechas sobre la deshonestidad de otras empresas. Los transportistas deben, de acuerdo con la BGL, informar a las oficinas relevantes o asociaciones de transporte sobre posibles delitos cometidos por colegas de la industria. Como asegura Dirk Engelhardt (en la foto), los funcionarios verifican esta información de inmediato.

– Finalmente, tenemos una central que, en varias áreas de control, puede actuar con rapidez y en gran escala – comenta Engelhardt, sobre la iniciativa Task-Force.

Gracias a la Task-Force, los empresarios saben que se controlarán sus sospechas – enfatiza el jefe de BGL.

Anteriormente, según Engelhardt, no intervinieron porque estaban convencidos de que las oficinas pertinentes no responderían a tales denuncias.

GVN confirma: la Task-Force verificará todas las informaciones

Christian Richter, jefe de la unión de transporte de Baja Sajonia (GVN), basándose en la observación de los miembros de la asociación, confirma que se verificará cada pista y sospecha.

En verdad no recibimos información sobre lo que sucede después de la denuncia de las sospechas debido a la protección de datos personales, dice Richter.

Sin embargo, recientemente, uno de los conductores observó a funcionarios que llevaban a cabo la inspección en una empresa, que fue denunciada a la oficina por uno de nuestros miembros de la asociación, agrega.

– Esto tiene un impacto muy positivo en el enfoque de otras empresas asociadas en la GVN – comenta el jefe de la organización.

Dicha información alienta a otras empresas a informar sobre irregularidades en otras empresas – las „ovejas negras” de la industria.

Próximas reuniones de la Task-Force

Las actividades de la Task-Force están coordinadas por la Dirección General de Aduanas de Bonn. La próxima reunión del grupo de intervención, a la que también asistirán los representantes de la industria de BGL, DSLV y AMÖ y del sindicato Ver.di, tendrá lugar el 26 de noviembre. También habrá funcionarios de BAG y oficiales de policía para resumir los últimos meses de trabajo de la Task-Force y planificar otras actividades.

Comentario de la redacción

La idea de crear una iniciativa de este tipo debe considerarse correcta, ya que la industria del transporte tiene muchas prácticas desleales que deben ser estigmatizadas. No obstante, el mecanismo del Task-Force puede plantear inquietudes. Porque si todos pueden reportar sus sospechas sin proporcionar evidencia, es fácil imaginar que aquí también puede haber abuso.

Basta con que un competidor de la industria sugiera algunas irregularidades en el rival. Una empresa sospechosa de infringir la ley debe tener en cuenta el control meticuloso de los servicios alemanes. Y esto también se aplica a los operadores extranjeros que, operando en Alemania, deben tener su representante en el lugar de acuerdo con las regulaciones de la MiLOG.

Avanzando en este camino, está claro que, con cierta cantidad de mala voluntad, una iniciativa fundamentalmente correcta, puede convertirse en una herramienta conveniente para hacer la vida más difícil, por ejemplo, para los transportistas de Europa Central y Oriental. Ciertamente, el tiempo mostrará cuál fue la verdadera intención de las organizaciones de la industria alemana.

Fot. Trans.INFO

Comentarios

comments0 comentarios
thumbnail
Para configurar la notificación de comentarios - acceda a su perfil