¿Tiene una noticia? ¡Compártala con nosotros!

Martin Kučera, un camionero de la República Checa tuvo mucha suerte. Cayó con su camión junto con el viaducto en Génova de unas docenas de metros y sobrevivió. A pesar de este evento traumático, no quiere dejar de trabajar al volante.

Ningún milagro, sólo tuve una enorme suerte – dice Martin Kučera en la primera entrevista para medios checos.

Un camionero con más de 20 años de experiencia, el 14 de agosto, pasaba por el puente Morandi en Génova. La navegación lo dirigió allí, aunque prefería tomar una ruta diferente.

El asfalto comenzó a sacudir, luego hubo un estallido y la carretera se derrumbó – dice el conductor. Se enteró del hecho de que cayó con su camión desde una altura de 45 metros, solo por el Internet.

Un total de 43 personas murieron en el accidente. El checo sufrió solo daños en la lengua y tuvo tres costillas rotas. Fue atendido en un hospital en Génova, y luego trasladado a una clínica en Praga. Como admitió en una entrevista, quiere volver al trabajo lo antes posible.

Este evento no tuvo nada que ver con mi profesión, simplemente fue una “intervención desde arriba” – admite el checo en una entrevista para los medios checos.

Fot. Twitter.com/Aktualnecz

Comentarios

comments0 comentarios
thumbnail
Para configurar la notificación de comentarios - acceda a su perfil