El tráfico alterno, un carril separado para camiones y la descarga del tráfico en las carreteras locales: estos son los planes del gobierno británico para reducir los embotellamientos en la autopista M20 hacia el puerto de Dover. La nueva solución es operar a partir de 2019, y aunque las autoridades niegan cualquier conexión directa con el Brexit, el plazo para la presentación no parece ser accidental. La nueva organización para la M20 se implementará antes de posibles cambios en los acuerdos de despacho de aduana en marzo de 2019, el momento en que el Reino Unido saldrá de la Unión Europea.

En relación con el Brexit, las autoridades británicas se preguntan qué hacer con el puerto de Dover, que es uno de los lugares clave de paso a través del Canal de la Mancha a Francia. Las autoridades portuarias señalan que el tiempo de despacho de aduanas de un vehículo después del Brexit aumentará de 2 a 20 minutos. Esto puede causar serios problemas en el condado de Kent. Actualmente, más de 5.000 camiones al día cruzan el canal en ambas direcciones.

Las voces más audaces aparecen diciendo que no hay espacio suficiente en Dover para caber todos los camiones que esperan el despacho de aduana. Problemas similares aparecerán en Francia. El caos de información relacionado con Brexit será otro obstáculo.

Por otro lado, tanto los conductores como el gobierno británico no quieren una repetición de 2015, cuando más de 4,6 mil camiones esperaban en la cola, que tenía 48 km de longitud. Fue el efecto de un bloqueo de cuatro días en Calais. La parálisis de la M20 les costó a los británicos más de 250 millones de libras.

En respuesta a todos estos temores, también alimentados por la salida de la Unión, el gobierno de Gran Bretaña preparó un proyecto llamado Operación Brock. Es para evitar largas colas en el puerto de Dover.

Operación Brock

La Operación Brock, que entrará en vigor en 2019, implica la introducción de un tráfico alterno a lo largo de todo el tramo de costa entre el enlace viario 8 (Maidstone) y el enlace viario 9 (Ashford) en la autopista M20. Es un tramo de 13 millas, o aproximadamente 21 km. Un carril se usará como un estacionamiento temporal para vehículos pesados en situaciones de mucho tránsito.

A su vez, el segundo estaría disponible para otros vehículos. De esta manera, el gobierno quiere reducir el tráfico en las carreteras locales más pequeñas, lo que también permite el acceso a estas dos intersecciones. Por definición, la M20 se convertiría en un sistema de dos carriles paralelos.

La compañía gubernamental Highways England, que se ocupa del servicio de las carreteras británicas, ha comenzado los trabajos preparatorios para la implementación de la operación Brock. A su vez, el gobierno británico también inició consultas sobre la creación de otros posibles aparcamientos en el área de la M20 para hasta 1500 camiones.

Operación Stack

Hasta ahora, para descargar los enormes embotellamientos hacia el cruce, las autoridades de Kent, en consulta con la policía local y las autoridades portuarias de Dover, podían activar la Operación Stack. Esto implica el control del tráfico de vehículos en la autopista M20.

En las secciones cerradas de esta carretera, a veces incluso en ambas carreteras, se instalan camiones esperando el cruce. Dependiendo del tráfico, se cierran más secciones de la M20, donde están estacionados los camiones que esperan. En otras palabras, la carretera se convierte en un gran estacionamiento para camiones durante muchas horas. Coches de otro tipo se ven obligados a buscar una ruta alternativa, que está asociada con el caos y las dificultades de tránsito para la comunidad local.

Conducir camiones en la autopista de acuerdo con los procedimientos individuales, puede crear hasta 3.000 espacios de estacionamiento adicionales.

Fot. Pxhere.com/CC

Comentarios

comments0 comentarios
thumbnail
Para configurar la notificación de comentarios - acceda a su perfil