¿Tiene una noticia? ¡Compártala con nosotros!

Otro ejemplo del hecho de que la policía está recurriendo a métodos cada vez más modernos para combatir a los infractores en la carretera fue dado por los medios británicos. Los checos ya estaban con su telescopio especializado, y ahora los oficiales de Gran Bretaña han controlado recientemente las carreteras con mucho tráfico utilizando una enorme cámara de velocidad. Los conductores pueden tener problemas: el equipo detectará una infracción cometida a una distancia de un kilómetro.  

La nueva cámara de velocidad, que hace poco tiempo fue comprada por la policía británica, fue llamada „The Long Ranger”. El nombre no es accidental, en traducción libre significa „eficiente en largas distancias”. Y así es en la práctica: la policía puede tomar medidas de velocidad desde una distancia muy larga.

El dispositivo comprado por la policía británica difiere ligeramente de las cámaras de velocidad habituales. Además de medir la velocidad, la „The Long Ranger” hará una foto digital de alta calidad. Tanto los números de registro como las caras de las personas sentadas en un vehículo controlado serán claramente visibles.

Los oficiales que realizan las inspecciones también pueden contar con una calidad muy buena de la imagen mostrada. Gracias a esto, la policía puede observar el comportamiento de los conductores mientras conducen sin ningún obstáculo. Al usar el nuevo equipo de control, los oficiales de policía pueden determinar si el conductor rompe las reglas, por ejemplo, al usar un teléfono móvil mientras conduce. 

Probado en la práctica

La cámara se usó por primera vez como parte de la Operación “Operation Indemnis”, durante la cual la policía controló la velocidad en las carreteras A417 y A419, las rutas principales que conectan Gloucestershire y Wiltshire y en las autopistas M4 y M5.

Fot. Flickr.com/Elliott Brown/CC BY 2.0

Comentarios

comments0 comentarios
thumbnail
Para configurar la notificación de comentarios - acceda a su perfil