¿Tiene una noticia? ¡Compártala con nosotros!

El griego fue atrapado en Alemania. Él corre el riesgo de recibir una multa de algunas decenas de miles de euros por el comportamiento irresponsable y por infringir la ley.

El jueves pasado, en la autopista A44 en la ciudad alemana de Werl, la policía detuvo un camión con una matrícula griega. Durante la inspección, los oficiales descubrieron que el hombre había recorrido 2.600 km sin una sola interrupción larga – informa el periódico alemán „Westfälische Rundschau”. El griego viajaba de Atenas a Venlo. Lo acompañaban su esposa y dos niños que dormían en la cama de la cabina.

2.600 kilómetros casi sin pausa 

Las impresiones de los tacógrafos fueron otra razón para la sorpresa policial: resultó de ellas que el vehículo fue conducido por dos personas. Sin embargo, no había otro conductor en el vehículo. Mientras buscaban en la cabina, la policía encontró una segunda tarjeta de conductor, que fue utilizada por el griego. El hombre admitió que durante la ruta de 2.600 kilómetros descansó solo 9 horas en total.

Como informa el periódico alemán, por todas las infracciones cometidas, el camionero griego corre el riesgo de recibir una multa de 43.000 euros.

Fot. TransINFO

Comentarios

comments0 comentarios
thumbnail
Para configurar la notificación de comentarios - acceda a su perfil