¿Tiene una noticia? ¡Compártala con nosotros!

A fines de marzo, la policía francesa detuvo a un conductor que, aunque conducía un camión, tenía un tacógrafo digital en su vehículo que registraba un período de descanso. Los medios informan que este es el primer fraude de este tipo registrado por los servicios franceses.

Los franceses y los belgas comenzaron a detectar manipulaciones en el sistema operativo de los tacógrafos digitales. Los empleados de la Dirección Regional de Medio Ambiente, Planificación Urbana y Vivienda (DREAL) en la región de Centro-Val de Loi en el centro de Francia, durante una simple inspección notaron la diferencia entre el curso y la distancia recorrida. Esto les permitió descubrir irregularidades en el funcionamiento del dispositivo. La camioneta continuó conduciendo mientras registraba el período de descanso y, tal como lo acordaron los franceses, fue posible debido a una modificación del sistema operativo del tacógrafo.

Los oficiales de DREAL consultaron su equivalente en Bélgica, ITD, sobre este asunto. Resultó que los inspectores locales detectaron dos manipulaciones de este tipo, que implicaban la modificación del software interno del tacógrafo y el odómetro.

Multas altas por romper las reglas

Vale la pena saber que las consecuencias de este tipo de acciones deshonestas son muy estrictas tanto para el transportista como para el conductor. El camión, que despertó las sospechas de los servicios franceses, fue detenido por cinco días. El conductor que lo conducía recibió una multa de 4.500 euros, . Además, tuvo que pagar una factura por la restauración del estado adecuado del vehículo por un monto de 3.320 euros. En total, la aplicación de esta „innovación” al tacógrafo digital sacó del bolsillo del culpable 7.820 euros.

Fot. Pixabay/Robfoto

Comentarios

comments0 comentarios
thumbnail
Para configurar la notificación de comentarios - acceda a su perfil